Homenaje, aprendizaje y recuerdo


Cartel exposición homenaje pedromonje.2013

Ahí quedo el puente de Andalucía, un puente para mi recuerdo por los eventos acaecidos. Personalmente, no llegué a conocer a Pedro Monje, aunque son muchas las ocasiones que he podido verlo paseando por el pueblo en los cálidos veranos, o en los eventos inaugurales de las dos esculturas que afectuosamente disfrutamos en la villa. Sabía a qué se dedicaba, pues Pedro siempre ha sido un vecino muy conocido en el municipio. Pese a que desde pequeña he querido “...ser pintora de mayor”, nunca me atreví, en la oportunidades que lo vi, de acercarme a él y simplemente, iniciar una charla acerca del mundo del arte o de su visión particular. Quizás mi pequeña andanza en el mundo pictórico me contenía a la hora de iniciar conversación. Pedro nos premia en el presente con el deleite de su obra, de su legado no sólo material en cuanto a la pintura o escultura se refiere, sino que también podemos disfrutar de su rica poesía, hecho que desconocía totalmente y que al saberlo, como no, me conmovió. Nos regaló pasear por el centro del pueblo y detenernos junto a la ermita y así entablar diálogo visual con El emigrante, que callado custodia la ermita y saluda el paso del tiempo, día tras día.
Nos entregó a un Cavaor que visiona su horizonte minado de olivos y nos recuerda, al igual que El emigrante, nuestra historia, nuestra forma de ser, y el origen intrínseco del cuál olvidarnos debiera ser pecado.
No podía dejar pasar más días sin decir gracias a la corporación municipal por esos actos en el Día de Andalucía, tan necesarios como enriquecedores, a mis compañeros de exposición, a los familiares, vecinos y amigos que se han acercado o se acercarán a conocer las obras. Este acto de homenaje, sin duda es el inicio perfecto para comenzar un estudio profundo de la obra de Pedro, pues desconocía algunas de sus facetas.
Como no, felicitar a las dos bandas de música que siempre nos regalan preciosidades musicales, pura poesía auditiva.

Particularmente, gracias a los que de forma personal o a través de mensajes en la distancia han sabido premiarme con sus ánimos y el “sigue adelante, se capta la admiración por tu trabajo”. Con este tipo de actos se hace clara la presencia de arte, de cultura ya que tanto la historia como el presente nos dejan bien claro la necesidad de consumir cultura.